Su guía esencial de Canouan

$module/image

Por Katharina Hahn

Katharina Hahn, nacida en Viena, pero residente en Londres, es subeditora sénior de la revista Tatler .

Oriéntese

La estancia en Mandarin Oriental, Canouan implica que llegará en una avioneta desde, por ejemplo, Barbados, por lo que su primer contacto con la isla será una maravillosa vista de pájaro del vívido verde de sus parajes. La isla de Canouan forma parte del archipiélago caribeño de San Vicente y las Granadinas (compuesto de 32 islas, cayos y también de la isla de Mustique y de Palm) y tiene una superficie transversal de solo 13 kilómetros cuadrados, pero también incluye 485 hectáreas de exuberante vegetación y cuenta con un gran arrecife de coral. Para recorrer la extensa propiedad de Mandarin Oriental, Canouan, se acompaña a los huéspedes en carritos de golf (mientras que los huéspedes de las villas disfrutan de sus propios carritos durante toda su estancia). No se pierda las tortugas: “Canouan” significa “isla de las tortugas”, y verá muchas de estas amistosas criaturas recorriendo la propiedad. No obstante, lo primero que querrá hacer será salir a la terraza principal y contemplar las aguas turquesas del océano. Las suites ubicadas en la planta baja cuentan con puertas con mosquitera que dan acceso directo a la playa, así que, ¿por qué resistirse a darse un baño justo al llegar?

Un brindis por su llegada

Disfrute de un Negroni en el elegante Turtles bar, cuyo ambiente lo transportará a los Hamptons, con su brillante madera y su decoración marítima, o llévese su bebida fuera, al pórtico, mientras decide dónde cenará después. Si llega a la hora adecuada, la puesta de sol desde el hoyo 13 con una copa de champán es una experiencia mágica y relajante.

Actívese

Habrá días tranquilos en los que todo lo que quiera hacer sea aprovechar las hamacas de la playa Godahl, justo frente al hotel, o relajarse en la piscina de borde infinito, decidiendo qué cóctel va a tomar. (También hay una pequeña boutique, si necesita añadir un toque de glamour para su look playero). Sin embargo, cuando se sienta aventurero, también tendrá muchas opciones entre las que elegir: pesca en alta mar o una visita a los Cayos de Tobago en un catamarán, que lo llevará a localizaciones en las que se rodó Piratas del Caribe; también puede practicar esnórquel y ver las tortugas en las cristalinas aguas de la isla o simplemente tomar el sol con una cesta de pícnic en la terraza. Tanto si es un profesional como un principiante, no puede perderse nuestras lecciones de golf, aunque solo sea para apreciar nuestro impresionante campo de 18 hoyos, diseñado por Jim Fazio. Diríjase al Mount Royal, la cima más alta de la isla, para disfrutar de unas increíbles vistas, y si quiere practicar un poco de paddle surf, un taxi acuático le llevará a la playa Shell, que hace honor a su nombre (“shell” es caracola en inglés) con sus preciosos corales y caracolas blancos. ¿Le queda algo de energía? ¿Qué tal un partido de tenis en una de las tres pistas con iluminación nocturna?

Viaje en el tiempo

Los huéspedes del Mandarin Oriental, Canouan quizá se sorprendan al encontrar oculta entre la frondosa vegetación tropical de la isla una antigua iglesia anglicana que data del siglo XVII. La iglesia se transportó a la isla piedra por piedra, y aún hoy se sigue utilizando en ocasiones para la celebración de bodas.

Cene con estilo 

Romeo y Juliet tendrán orígenes distintos, pero están hechos el uno para el otro. Por supuesto, hablamos de los dos restaurantes principales del hotel. En el Romeo, con su horno tandoor y decorado en tonos azul real y amarillo calabaza, podrá disfrutar de comida de toda Asia, mientras que en el Juliet disfrutará de clásicos internacionales, como la langosta de roca, y de un entorno decorado con murales pintados a mano. Ligeramente menos formales, pero no menos deliciosas, son las tapas que se sirven en el Lagoon Café, mientras que los platos peruanos de inspiración nikkei japonesa servidos en el Pool Bar son también absolutamente deliciosos (los más destacados son el delicado tartar de atún y sus makis). Si prefiere disfrutar de la blanca arena mientras disfruta del pescado del día o de un rotí de gambas, el maravilloso Shell Beach Bar and Grill al aire libre es el lugar perfecto para usted.

Deje tiempo para relajarse

Deje tiempo para relajarse

Spa y bienestar

Como todas las propiedades de Mandarin Oriental, el Mandarin Oriental, Canouan incluye un spa de primer nivel. Al spa se accede por el camino de la playa y, después, tomando un funicular a una de las nueve elegantes cabañas ubicadas en la falda de la colina. Relájese al máximo con un tratamiento facial aromático o con un masaje para aliviar la tensión. Además, si echa de menos su entrenamiento de yoga diario, podrá realizar estiramientos con una sesión de yoga matutina en la plataforma de madera, disfrutando de la hipnotizante vista (y sonido) de las olas bajo sus pies.

https://mandarinoriental.com/templates/main/img/MO_Magazine_Logo_BLK.svg

Y por último

No se vaya sin hacer una excursión de escalada con guía al Mount Royal, el punto más alto de la isla, que se encuentra a 267 metros sobre el nivel del mar. Las vistas son espectaculares.

Realizar una reserva