CanouanReseñas sobre nuestros restaurantes

Reseñas sobre nuestros restaurantes

La comidilla de la isla

Lo que dicen los huéspedes

Platos que le preparan para un día de exploración...

 
“La buena cocina es una parte esencial para recordar unas vacaciones, y en Mandarin Oriental, Canouan, puede probar deliciosos platos nuevos cada día en distintos restaurantes del complejo. Empiece con un desayuno en el animado Lagoon Café, con su decoración en tonos azules inspirada en las aguas de Santorini y Cerdeña. Puede pedir una tortilla de claras con hierbas, o probar el sabroso pescado a la sal caribeño y los asados con salsa picante de chile, que le prepararán para un día de exploración, y además, hay un buffet de repostería y frutas tropicales para redondear su comida. La cafetería también está abierta para la cena, donde podrá elegir entre tapas de influencia mediterránea como los calamares escalfados a fuego lento, u optar por rillettes de pato especiado o mahi-mahi asado”.

Un maravilloso almuerzo relajado...

 
“Puede disfrutar de un maravilloso almuerzo relajado junto a la piscina de borde infinito en el Pool Bar, donde los platos nikkei peruano-japoneses conforman el maravilloso menú del día. Cree una selección con un poco de todo para asegurarse de probar los refrescantes rollos de sushi, el ceviche de langosta y gambas, la ligera ensalada de queso feta y sandía y el pan plano, y termine con un goloso y cítrico pastel de queso yuzu”.

Un toque informal de los Hamptons, aunque encantador con su propio estilo…

 
“Si quiere disfrutar de un aperitivo o de un cóctel antes de la cena, el elegante Turtles Bar, que cuenta con un toque informal de los Hamptons, aunque resulte encantador en su propio estilo creado con brillantes maderas y toques náuticos, es el lugar al que debe dirigirse. Saboree un mai tai clásico o un side car, o llévese su bebida al pórtico exterior mientras piensa en las opciones para la cena. Después, podrá disfrutar de la amplia selección de wiskis, brandis y sakes, sin olvidar el ron de primera calidad del Caribe, como el Sunset Strong, que tiene un nombre tan evocador”.

Clásicos internacionales preparados a la perfección...

 
“Para la cena, los sibaritas deben probar el Romeo o su pareja, el Juliet, los dos restaurantes de alta gastronomía que complementan a la perfección sus conceptos. El primero, ubicado en el piso más bajo, cuenta con una cocina abierta, equipada con fogones Molteni italianos, y con un horno tandoor, y está decorado en distintos tonos de azul profundo y alegre amarillo. Allí podrá disfrutar de exquisita comida de toda Asia, como huachinango sellado a la sartén o ensalada tailandesa de carne agripicante, y quizá, de un parfait helado de matcha de postre. El Juliet, con vistas a la terraza y a la laguna, ofrece platos clásicos internacionales con los mejores ingredientes preparados a la perfección, como, por ejemplo, carpaccio de remolacha seguido de bacalao negro al vapor o langosta de roca, y está decorado con los murales pintados a mano de un artista local”.

Un entorno para olvidarse de todas sus preocupaciones...

 
“Los lugares que compiten por ser el entorno más idílico para olvidarse de sus preocupaciones son el restaurante de Shell Beach, donde puede disfrutar de pescado fresco del día en un almuerzo relajado con los pies en la arena y una copa de vino, y L’Ance Guyac, un restaurante de playa en un entorno de ensueño, donde el menú incluye ensalada de caracola y barracuda, y quizá, un indulgente “chocolate lava” para los más golosos. De vuelta, podrá disfrutar de la vista de las estrellas para terminar el día de una forma magnífica”.

Realizar una reserva