LondresReimaginado y reinventado

Reimaginado y reinventado

Le damos la bienvenida a una nueva era.


Nos complace anunciar que Mandarin Oriental Hyde Park, London vuelve a estar en completo funcionamiento tras haberse sometido a la renovación más exhaustiva de sus 117 años de historia. Después de la reapertura de las zonas comunes en diciembre de 2018, el hotel ahora devela todas las nuevas habitaciones y suites, incluyendo dos extensos penthouses recién creados.

“Mandarin Oriental se enorgullece inmensamente de la herencia de este histórico hotel. El alcance y el elaborado detalle de esta importante renovación se diseñaron para garantizar el reconocimiento de este icónico establecimiento londinense como uno de los mejores hoteles del mundo. Esperamos ansiosamente recibir a nuestros invitados con un servicio cálido e intuitivo que es verdaderamente británico, pero que refleja nuestra herencia oriental”, dijo Amanda Hyndman, gerente general y vicepresidenta de Operaciones del Área.

Habitaciones y suites
Joyce Wang, diseñadora de fama internacional, ha supervisado la renovación de todas las habitaciones y suites, además de la creación de los nuevos penthouses del hotel, inspirándose en su apacible ubicación junto al parque, así como en el glamour de la edad de oro de los viajes a principios del siglo XX. Las 181 habitaciones y suites ahora son más lujosas y cómodas que nunca, con características inspiradas en el art déco, que incluyen obras de arte cuidadosamente seleccionadas y mobiliario diseñado a medida.

Cada una de las 40 suites del hotel ofrecen diferentes tamaños, desde la más pequeña con 47 metros cuadrados, ubicada en las torres del hotel, hasta las más grandes con 444 metros cuadrados, las cuales abarcan los nuevos penthouses Mandarin Oriental de tres dormitorios con terrazas privadas. Mandarin Penthouse y Oriental Penthouse, los cuales constan de dos suites penthouse, pueden interconectarse para crear una de las suites más grandes de Londres con tres dormitorios, tres baños, un comedor privado, dos cocinas, y amplias vistas de Hyde Park y del horizonte de Londres.

En cada suite, los huéspedes encontrarán un sinfín de opciones especiales, desde bibliotecas seleccionadas por el reconocido vendedor de libros históricos londinense, Heywood Hill, hasta colchonetas de yoga para practicar en privado. Todas las habitaciones cuentan con planchas alisadoras GHD, cafeteras Nespresso, artículos de baño Miller Harris para ellos y para ellas, y productos para el cabello Jo Hansford.

The Spa
El diseñador neoyorquino Adam D. Tihany ha supervisado la renovación del vanguardista Spa en Mandarin Oriental, London. Para mantenerse al nivel de la renovación, el amplio menú de tratamientos del spa también se ha mejorado para incluir una serie de exclusivas colaboraciones con algunos de los expertos en salud y bienestar más codiciados del mundo. El nuevo spa cuenta con 13 salas de tratamiento individuales, una suite oriental con dos camillas de masaje y un templo acuático rasul, una sala diseñada para consultas y tratamientos de medicina china tradicional ASANTE y un estudio de pedicura y manicura de Bastien Gonzalez (Bastien Gonzalez Pedi:Mani:Cure Studio), el primero en el Reino Unido.

Los restaurantes y bares
Adam D. Tihany además ha supervisado la ligera remodelación de Dinner by Heston Blumenthal y Mandarin Bar. The Rosebery, conocida como la Sala de Té Bennett de la década de los veinte, ofrecerá un servicio de té vespertino especial de la década de los veinte, mientras que el Mandarin Bar ha creado una serie de cócteles especiales que llevan el nombre de huéspedes reconocidos y eventos icónicos que se llevaron a cabo en el hotel.

Espacios para eventos
Los salones Ballroom y Loggia del hotel, en donde se han realizado fiestas reales y glamorosos eventos desde el 1900, también han sido restaurados cálidamente para incluir adornos de oro de 24 quilates de muchas características originales. Se puede acceder a ambos espacios desde el parque a través de la entrada privada Royal. La renovación también incluye una hermosa Butterfly Terrace pintada a mano por la artista Leah Wood, junto con dos nuevos y versátiles espacios para reuniones, Asquith y Balfour, para reuniones privadas y veladas sociales.

Zonas comunes
La primera fase de la renovación se develó en septiembre de 2017. Joyce Wang es la diseñadora a quien se encomendó el trabajo de transformar el Lobby Lounge y el área de la Recepción, los cuales se combinan a la perfección con la decoración inspirada en la naturaleza de The Rosebery. Los materiales contemporáneos, incluido el acrílico, se yuxtaponen con acabados más tradicionales, tales como la madera de fresno. Los candelabros de cristal encargados como piezas centrales realzan la espectacular entrada. La obra de arte de la recepción creada por Fredrikson Stallard es una abstracción de la corteza texturada y con capas del plátano de sombra, el árbol insignia de Hyde Park.

Obras de arte
El hotel ha encargado la creación de obras a VISTO Images para recabar la increíble cartera de obras de arte que se puede apreciar en todo el hotel. Cada uno de los nuevos rellanos de las plantas del hotel cuenta con una impresionante fotografía de Mary McCartney, quien es la fotógrafa oficial de la campaña de publicidad internacional del grupo, mientras que los pasillos cuentan con obras inspiradas en la naturaleza de Hyde Park y en las innovaciones tecnológicas inglesas que se muestran en la Gran Exposición de 1851. Puede encontrar otras eclécticas obras de arte en todas las zonas comunes del hotel.

La ilustre historia de 119 años del hotel
Si las paredes hablaran, este icónico hotel tendría muchas historias que contar. Si bien se encargó la construcción del edificio a finales de la década de 1880, la construcción inicialmente se demoró debido a los temores de que su altura le diera sombra a la suite Serpentine. Finalmente abrió sus puertas en 1889 como un exclusivo edificio de departamentos para solteros acaudalados, antes de inaugurarse como un hotel, con su propia entrada real privada, en 1902. Desde entonces, muchos huéspedes distinguidos han pasado por el hotel y, durante varios años después de la Segunda Guerra Mundial, fue sede del SAS del ejército británico. En el salón se realizaron glamurosas fiestas y se llevaron a cabo clases de baile impartidas por la respetable Madame Vacani, quien enseñó a bailar a su majestad la reina Isabel II y a la princesa Margarita. Sir Winston Churchill vivió en el hotel durante un tiempo y era conocido por ofrecer a los camareros que brindaban el servicio a la habitación dos cigarros por entregar el desayuno temprano. Evelyn Waugh también era un huésped habitual y, después de sus tantas estadías en el hotel, caracterizó a algunos de sus compañeros huéspedes. Podrá apreciar detenidamente muchos de estos cruciales eventos pasados en la Exhibición de Viajes Históricos recién creada como exhibición permanente en el hotel.