Su guía esencial de Nueva York

$module/image

Por Carrie Buckle

Carrie, la escritora británica afincada en Nueva York, escribe sobre viajes, lujo y celebridades para publicaciones como Harper’s Bazaar, Vogue, Elle, Cosmopolitan y Tatler.

Oriéntese

Cuando llegue por primera vez al Mandarin Oriental, New York, familiarícese con la zona paseando por Central Park, justo enfrente de la puerta del hotel. Por el motivo que sea, este parque público, famoso en el mundo entero, tiene cierta magia, y podrá dedicarse a observar a los viandantes en Bethesda Fountaino a hacer patinaje en Wollman Rink en invierno. Como alternativa, puede pasear por las calles laterales arboladas del Upper West Side y admirar las casas de piedra oscura, muchas de ellas de la década de 1880. 

Alimento para la mente

La ciudad de Nueva York goza de una escena cultural de primer orden, y el Lincoln Center está a la cabeza. Está a cinco minutos a pie del hotel, y cualquier día puede asistir a una inspiradora ópera, ballet o a cualquier representación musical. La Metropolitan Opera, con sus opulentas alfombras rojas y brillantes lámparas de araña, es una experiencia inolvidable; tanto si acude a una representación del Ballet de la Ciudad de Nueva York como de la Orquesta Filarmónica de Nueva York. Y, al anochecer, tómese un momento para disfrutar de su fuente iluminada. Adéntrese en la era de los dinosaurios en el Museo Americano de Historia Natural, un monumento del Upper West Side fundado en 1869. En invierno y primavera, se puede disfrutar de un vivero con más de 500 mariposas vivas a temperaturas tropicales. Para los amantes del arte, el Museum of Modern Art (MoMA) también está cerca del hotel; y no se olviden de dejar tiempo para relajarse en su jardín de esculturas. Si quiere alejarse, diríjase al Upper East Side al Metropolitan Museum of Art (el templo egipcio de Dendur es uno de sus platos fuertes) y al museo Guggenheim de Frank Lloyd Wright. La galería más moderna de la ciudad es el Museo Whitney de Arte Estadounidense en el Meatpacking District; puede combinar una visita y un paseo a lo largo de la High Line.

El Guggenheim

El Guggenheim, el icono de la arquitectura de Manhattan diseñado por Frank Lloyd Wright, ofrece constantemente grandes exposiciones que atraen a más de un millón de visitantes al año. La mayoría de las exposiciones se ven mejor descendiendo los niveles ligeramente inclinados del atrio de arriba hacia abajo.

Museo Whitney de Arte Estadounidense

¿Quiere saber el auténtico secreto del Whitney? Cualquiera puede solicitar una membresía gratuita de por vida: ¡solo tiene que ser un artista incluido en la colección permanente del museo!

MoMA

Póster de Andy Warhol en la escalera del segundo piso del MoMA.

Museo Americano de Historia Natural

Exterior del Museo Americano de Historia Natural.

Compre como un lugareño

Como huésped de Mandarin Oriental, New York, tiene justo al lado algunas de las mejores tiendas de la ciudad, tales como Stuart Weitzman, Links of London y Diptyque en el Time Warner Center. La gran oferta de lujo de la Quinta Avenida incluye desde Bergdorf Goodman a Cartier, a tan solo unos pasos. Para comprar como un neoyorquino, pasee por Colums Avenue en el Upper West Side y descubra boutiques como Jonathan Adler, con objetos de decoración del hogar de alta gama, y que el diseñador describe como la esencia del “glamour estadounidense moderno”. Los amantes del diseño deben dirigirse al centro de la ciudad, a Howard Street en SoHo, donde encontrarán la nueva tienda del diseñador británico Tom Dixon, así como las salas de exposiciones de Michele Varian y las lámparas de Roll & Hill. Mientras esté en la zona, haga una parada en la boutique Kirna Zabête boutique en Broome Street, para disfrutar de una gran variedad de marcas de moda de los diseñadores más modernos.

Disfrute de las vistas

Podría pasarse toda la estancia en Nueva York tan solo admirando sus impresionantes vistas. Entre los monumentos arquitectónicos más icónicos se encuentran el Empire State Building, el edificio Chrysler y el World Trade Center. También puede disfrutar de vistas menos usuales, como el cautivador Flatiron Building, y High Line, un parque público elevado construido sobre vías de ferrocarril abandonadas, que es precioso al atardecer.

https://photos.mandarinoriental.com/is/image/MandarinOriental/NEW-YORK-Kenneth-Abisror-BW?wid=375&hei=470&fmt=jpeg&crop=102,54,2350,2945&anchor=1277,1526

Solo en Nueva York...

Las vías de tren secretas subterráneas de Grand Central Terminal, empleadas en las décadas de 1930 y 1940 por el presidente Roosevelt como forma de llegar a la ciudad de Nueva York sin ser visto, ocultan una gran cantidad de historias y de intrigas. Hay visitas guiadas disponibles.

Kenneth Abisror, director de conserjería de Mandarin Oriental, New York

Un brindis por su llegada

Cuando haya echado un vistazo a las impresionantes vistas sobre Central Park desde el vestíbulo de la planta 35 del hotel Mandarin Oriental, New York, adéntrese en The Office NYC, del chef Grant Achatz y Nick Kokonas. Este salón de estilo bar clandestino ofrece cócteles clásicos, licores vintage y más. Puede optar por pasar por The Aviary NYC, también dirigido por Achatz y Kokonas, y la primera filial de su espléndido restaurante a las afueras de Chicago. El Ascent Lounge en el Time Warner Center está también cerca del hotel. Este sofisticado local de cócteles ofrece bocados ligeros y maravillosas vistas del parque. Puede que los aficionados de la música en directo quieran asistir a la temporada de Jazz at Lincoln Center, en la que actúan reputados nombres de ese estilo musical.

Deje tiempo para relajarse

Deje tiempo para relajarse

Spa y bienestar

La vibrante energía de Nueva York es embriagadora, pero es importante recargar pilas. Mandarin Oriental, New York cuenta con un spa de inspiración oriental con seis salas de tratamiento, además de experiencias de calor, incluida una sala de vapor de cristales de amatista. Al aire libre, para disfrutar de un pequeño oasis de calma, se encuentra el Shakespeare’s Garden, oculto en el Central Park. Allí encontrará las rosas de aroma más dulce, así como otras bellas flores de temporada que se mencionan en las obras del autor.

Cene con estilo

Para una excepcional selección de recetas estadounidense con influencias asiáticas, no se pierda el Daniel restaurant, en el Upper East Side, la crème de la crème. La cocina francesa es deliciosa, y es el lugar perfecto para una ocasión especial. 

Qué esperar de Asiate

La cocina estadounidense moderna de Asiate se sirve con las vistas panorámicas de Manhattan, que aprovechan de forma espectacular la ubicación privilegiada del restaurante en la planta 35. La lámpara de araña, que imita la forma de las ramas de un árbol, es un guiño a la ubicación del hotel junto al Central Park.

Qué esperar de Asiate

Si no puede encontrar una botella que le tiente en Asiate, probablemente no le guste el vino: la selección cuidadosamente elegida del lugar se compone de más de 1300 botellas de vino de calidad de todo el mundo. La distintiva “bodega de pared”, que las muestra todas, es famosa entre los restaurantes de Nueva York, y atrae a visitantes por sus propios méritos.

Qué esperar de Asiate

Aunque Asiate se especializa en la mejor cocina estadounidense moderna, también ofrece una gran variedad de platos clásicos, incluida la interpretación de la casa del foie gras, servido con acompañamientos como fresas.

Qué esperar de Asiate

Un plato de conejo de Asiate. El chef ejecutivo del restaurante es el francés Cyril Renaud, que anteriormente fue dueño y gestor del restaurante con estrella Michelin Fleur de Sel, también en Nueva York.

Viaje en el tiempo

Aunque Sheep Meadow es una famosa zona verde al oeste de Central Park, lo que no es tan conocido es que su nombre procede de su origen literal: antes, había ovejas que pastaban aquí hasta 1934.

https://mandarinoriental.com/templates/main/img/MO_Magazine_Logo_BLK.svg

Y por último

Dese el capricho y deléitese con una galleta caliente con pepitas de chocolate de Levain Bakery en el Upper West Side. Son galletas de culto por algún motivo.

Las mejores pastelerías de Nueva York

Magnolia Bakery

Inmortalizada por la Sexo en Nueva York, la ubicación original en Bleecker Street es el lugar donde debe acudir para disfrutar de un decadente pudding de plátano.

Bouchon Bakery

¿Le encantan los macarons de color pastel? La Bouchon Bakery en el Rockefeller Center es donde debe ir para disfrutar del exclusivo toque que el chef Thomas Keller les da a los postres tradicionales franceses.

Levain Bakery

Aunque la pastelería abrió con la idea de servir una variedad de panes artesanales recién horneados, desde entonces, se ha hecho famosa por sus galletas de 170 g con virutas de chocolate y nueces.